Social_Media_Manager_Mariona_Canyadell

¿Cuál fue tu trayectoria antes de llegar a Maria Barcelona?

Producción y cuentas, principalmente, pero he hecho de todo. Desde mis estudios en ciencias a la reflexología podal. Y he cuidado animales en un parque natural. Y a los turistas que los visitaban así que…sí, he hecho de todo, pero siempre vuelvo a la comunicación.

¿Qué es lo más importante para ser Social Media Manager?

Yo diría que el sentido común y la serenidad al tomar decisiones. También es importante conocer bien a tus clientes, tener una visión global de la marca y del mercado, capacidad de análisis y pensamiento creativo.

¿Qué tienes hoy en tu to-do list?

Vivir más y mejor. Y desengancharme de la caja tonta. De todas las cajas tontas.

¿Nos puedes explicar algún proyecto con el que hayas disfrutado especialmente?
Llevar las redes del Cercle d’Economía en sus jornadas anuales. Políticos y personas interesantísimas hablando de cosas interesantísimas y yo sintetizando y retransmitiendo sus mensajes en directo, intentando no perderme nada. Me lo pasé bomba.

Morirán redes y nacerán redes. Creo que la regulación sobre el uso de datos personales y la transparencia serán claves en el futuro.

¿Qué es lo que más valoras de tu equipo?

La dedicación y la responsabilidad. Estar de cara al público en las redes sociales requiere de solidaridad hacia los usuarios y de responsabilidad hacia la marca. En redes, “carta en la mesa, pesa” y es necesario confiar al 100% en las personas que las llevan.

¿Cómo ves el futuro del sector?

Estamos en un momento en el que la sobre-exposición y el exceso ya están mostrando desgaste.

Además, las fake news, la manipulación de la opinión, la venta de datos personales…todo eso tiene un precio que tarde o temprano se va a cobrar víctimas.

Morirán redes y nacerán redes. Creo que la regulación sobre el uso de los datos personales y la transparencia por parte de las empresas desarrolladoras serán claves en el futuro de muchas redes. Eso, y que la inversión se tendrá que re-pensar.

La comunicación cambiará, pero la necesidad de comunicarse no se acabará. ¿Hacia dónde irá? No lo sé. Hay quien opina que no será necesario tener personas al cargo de la comunicación con clientes. Yo sigo pensando que un ordenado no puede hacer lo que hacemos nosotros, todavía. ¿Quién lee esto y entiende lo que pide esta buena señora? : “Quiero fardever soy badajz capital, dime”. Hasta la fecha, necesitamos bastante capacidad lectora y muchas dosis de humanidad.

¿En qué redes sociales mantienes activo tu perfil?

Twitter, para estar informada; me encanta Twitter, desde el principio es mi red preferida. Incluso cuando las marcas empezaron a abandonarlo por la dificultad de monetizar la red, he seguido fiel. No todas las marcas pueden beneficiarse de hacer publicidad allí, pero la parte de control de reputación y gestión de quejas no tiene precio. También tengo Instagram para cuando quiero ver cosas bonitas, aunque no publico nada.

¿Sigues algún blog de social media?

No. Sigo a periodistas, antropólogos, filósofos modernos (o trolls de Twitter, llámalos como quieras), gente del sector técnico, páginas de chorradas y también a unos pocos influencers, para saber qué se está haciendo y cuál es el meme del día. Pero no sigo a ningún gurú del social media, me dan un poco de palo, la verdad. Siempre diciendo que tienen la varita mágica para reproducir tal exitosa campaña o tal otra o que si en una red hay que hacer esto y no lo otro. Para mí, cada cliente es un mundo y no se pueden tratar a todos desde las mismas perspectivas. Soy más de ensayo-error hasta encontrar la mejor fórmula. Y de escuchar a la comunidad, son los que mandan.